El sistema de partidos sueco fue durante muchos años entre los más estables del mundo. España, octavo país del planeta en los que se aprecia que los partidos políticos son más corruptos, según los estados que examinó Transparencia Internacional en 2013. Representantes de prácticamente doscientos empleadas domésticas de Guatemala solicitaron este sábado a delegados de los partidos que participarán en las elecciones generales de septiembre próximo, comprometerse a impulsar leyes que resguarden sus derechos humanos y laborales. Son diferentes las funciones de los partidos políticos en los países del tercer mundo y en los países adelantados.

También las ideologías imponen diferentes funciones a los partidos. No hay futuro para los partidos en su versión actual. Los partidos y los gestores de los individuos políticos, no tienen en cuenta la experiencia y liderazgo del planeta de las marcas en la búsqueda de relevancia y reputación.

Generalmente, los partidos políticos de los regímenes liberales son partidos poli-elististas. La realidad de España es, seguramente, el alegato contra los partidos políticos mas potente y contundente del planeta occidental. Los partidos políticos coinciden en eso también con el Estado.

Hay que conseguir partidos que funcionen. Sin embargo, hay un aumento de la importancia de los partidos en Occidente puesto que los partidos son el centro del proceso político. Se decepcionan y dejan la conducción de la sociedad a los politicos.

Los partidos modernos, aunque son producto de la peculiar relación de los grupos políticos con el parlamento, fueron condicionados por los procesos de formación de los Estados nacionales y por los de modernización, que ocurrieron en el planeta occidental a lo largo de los siglos XVIII y XIX. Que son a los que los partidos políticos nos tienen a habituados. El próximo diez de julio, los líderes de setenta y seis partidos de todo el mundo se reunirán en la Sede Nacional del PAN, para seleccionar al nuevo presidente de la Internacional Demócrata de Centro (IDC-CDI).

Por si el planeta político no ha sido a lo largo de su historia suficientemente extraño y ridículo (cada vez más), han habido múltiples partidos políticos que han excedido los límites de lo extraño. Los partidos políticos apuntan a la conquista de nuevos votantes con la elección de sus candidatos a vicepresidentes de la República, conforme los analistas políticos. El financiamiento está regulado en la Ley de Partidos Políticos.